1. Las rampas niveladoras están construidas para compensar la diferencia de altura que existe entre la zona de carga de una nave y la superficie del camión. Así, se pueden cargar las mercancías en plano horizontal y con un solo movimiento.


2. Debido a su capacidad de carga y alto nivel de trabajo/desgaste, las rampas niveladoras deben estar fabricadas con materiales resistentes y tecnología de punta, además de respetar las normativas de seguridad determinadas por las autoridades competentes.



3. Los anclajes han de ser estables y fiables, las aperturas para la ventilación en el premarco de la puerta rebajado y las escuadras de ajuste deben ser atornillables para un correcto funcionamiento de la rampa.


4. Cuando se instala una rampa niveladora una de las primeras cosas que se tienen en cuenta es la eficiencia energética en la nave. La idea es que en la nave no se pierda la temperatura existente cuando se produzca la carga y descarga de los productos. Con el túnel isotérmico la rampa se monta directamente delante de la nave y así se cierra esta con una puerta industrial.




*Fuente: aradock